¿Todavía necesitamos Misiones hoy?

Jesús nos llamó a hacer discípulos de todas las naciones.
Esa comisión no ha terminado.

La Gran Comisión no está puesta en espera

Casi la mitad de la población mundial todavía no conoce a Jesús como Salvador. Se estima que más del 40 por ciento de los grupos de personas en todo el mundo, hoy en día, no han sido alcanzados o están «poco alcanzados» con el Evangelio. ¿Todavía necesitamos misiones hoy? ¡Sí!

Compartiendo el amor de Dios a las naciones

Se están cerrando muchas puertas del trabajo misionero tradicional. La persecución va en aumento. Afortunadamente, Dios es infinitamente creativo y el Espíritu Santo está capacitando a nuestros obreros en todo el mundo con formas creativas de llevar el amor de Dios a las personas.

Por ejemplo, Negocios como Misión (BAM, Business as Mission) utiliza la influencia del comercio internacional para llevar el Evangelio a nuevos lugares. Foursquare Disaster Relief trae la esperanza de Jesús en medio de las situaciones más desesperadas. En las naciones post-cristianas, nuestros obreros aplican técnicas innovadoras de plantación de iglesias. En todo el mundo, los obreros misioneros Cuadrangulares atraen a personas no alcanzadas, que nunca han oído hablar de Jesús, incorporándose a sí mismos como parte de las comunidades locales. Jesús sigue siendo el mismo, pero las formas en que nosotros podemos presentarle a las personas Su amor son ilimitadas.

¡Estamos listos para ir!

En nuestra era globalizada y ultra-conectada, es un tiempo increíblemente emocionante para las misiones. Podemos ir a todos los rincones del mundo, para interactuar con más grupos de personas, con más facilidad que nunca. De muchas formas, desde el Internet hasta la inmigración, el mundo ha venido a nosotros.

FMI se encuentra en una posición única para utilizar su red global de líderes e iglesias en todo el mundo para llevar el amor de Dios hasta los confines de la tierra. Cumplir la Gran Comisión que Jesús le dio a Sus seguidores nunca ha sido más posible ni más inmediata. La pregunta para las misiones no es: ¿Por qué? Sino que es: ¿Quién? Necesitamos obreros valientes para aprovechar la oportunidad de hoy e ir a todo el mundo.

El mundo está esperando. ¿Estás listo para empezar?